Cooperación internacional para implementar programa de buenas prácticas en la cadena de la carne brasileña puede generar ahorros de US$ 1 mil millones para empresas brasileñas

Programa concebido por Carbon Trust junto con el gobierno y empresas del sector privado brasileño demuestra cómo Brasil puede garantizar financiamiento internacional para implementar medidas que aumenten la productividad y reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en la cadena de la carne bovina.

Boas praticas na cadeia da carne brasileira

12 abril 2016

El superar las ineficiencias en la cadena de la carne bovina de Brasil podría ahorrar cientos de miles de millones de dólares en costos de energía y evitar miles de millones de toneladas de emisiones de GEI. Un nuevo reporte publicado hoy describe cómo un programa para implantar buenas prácticas en una muestra de participantes en cada subsector de la cadena de suministro de la carne bovina, desde la pecuaria al menudeo, podría ahorrar US$ 1 mil millones en costos con energía y reducir las emisiones de GEI en al menos 16 millones de toneladas de CO2, lo que es equivalente al total de emisiones anuales de Bolivia.

El programa fue concebido por especialistas internacionales del Carbon Trust,el cual es financiado por la Embajada Británica en Brasilia. La iniciativa contó con el respaldo del Ministerio de Agricultura (MAPA), el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES), la industria local, instituciones especializadas y ONGs.

Según João Lampreia, gerente de Carbon Trust en Brasil:

“La cadena de la carne bovina desempeña un papel importante en la economía brasileña, y también es la que más colabora para el impacto de nuestro país en los cambios climáticos. Afortunadamente, existen una serie de medidas conocidas que reducen los impactos y emisiones causadas a lo largo de esta cadena, y al mismo tiempo traen beneficios económicos debido al aumento de productividad y la reducción de costos energéticos en cada subsector.

Gran parte de las medidas se pagan en poco tiempo, pero aún no se han implementado a gran escala debido a una serie de obstáculos, tales como la falta de concientización en la cadena productiva, falta de apoyo técnico y falta de mecanismos de financiamiento adecuados. Con la colaboración de una serie de instituciones brasileñas, organizamos un programa para proveer concientización, financiamiento y apoyo técnico adecuado para una muestra de la cadena productiva, y vamos a buscar financiamiento internacional para implementarlo, como ya lo hicimos en otros países.”

Hoy por hoy, Brasil produce más de 10 millones de toneladas de carne al año, generando así más de R$ 50 mil millones (US$ 13 mil millones) en utilidades. El gobierno tiene la intención de aumentar esta cantidad a 13.6 millones de toneladas para el 2020, ya que éste es uno de los sectores económicos más importantes de Brasil. A pesar de que la carne bovina es una de las exportaciones más significativas del país, solo se exporta una quinta parte de la producción total, presentando niveles de consumo interno muy elevados.

Mientras tanto y a pesar de su importancia económica, la producción de carne tiene un impacto ambiental muy alto. Actualmente, la industria pecuaria es directamente responsable del 17% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el país. Es también indirectamente responsable de una gran parte de la deforestación y degradación continuas de la tierra, las que corresponden a más del 24% del impacto nacional sobre el cambio climático. Por lo tanto, la cadena de suministro de la carne es responsable de más del 40% del impacto total de Brasil sobre los cambios climáticos.

Para que Brasil cumpla con sus ambiciones nacionales y los compromisos internacionales para combatir el cambio climático y la deforestación es necesario que se realicen mejoras significativas en toda la industria. La buena noticia es que existe un enorme potencial no explorado para alcanzar este objetivo de una forma que aumenten la eficiencia, productividad y rentabilidad para las empresas brasileñas, volviéndolas así más competitivas y sostenibles.

El programa concebido por Carbon Trust reunió percepciones de especialistas locales e identificó las principales oportunidades en todos los cinco subsectores de la cadena de suministro: crianza de ganado, transporte de animales vivos, instalaciones para procesar carne, transporte refrigerado y menudeo de alimentos. Carbon Trust ahora intenta garantizar US$ 120 millones de financiamiento internacional y, con socios locales,  implementar el programa que creará conciencia entre las empresas de la cadena de la carne en relación a las soluciones prácticas para optimizar sus procesos, además de ofrecerles apoyo técnico y financiamiento para ayudarlas a que identifiquen e implementen soluciones.

“De la misma manera, los ganaderos podrían aumentar su producción de forma sostenible con técnicas de mejores prácticas de recuperación y mantenimiento de pastaje, duplicando su productividad para ganar más dinero y dejando la tierra libre para otros usos o reforestación.

Nuestros cálculos demuestran que con recursos de aproximadamente US$ 120 millones podemos trabajar con muestras significativas de todos los subsectores de la cadena y generar ahorros de US$ 1 mil millones, además de evitar emisiones de al menos 16 millones de toneladas de CO2. Las soluciones tecnológicas son conocidas y probadas, pero todavía no se implementan a gran escala. Los criadores de ganado, por ejemplo, pueden recuperar y manejar sus pastajes adecuadamente e integrar la industria pecuaria a la labranza y selvas plantadas, permitiendo la crianza de más animales en menos espacio y tiempo, duplicando así fácilmente la productividad promedio observada en Brasil. Más adelante en la cadena productiva, las empresas pueden introducir camiones y rutas más eficientes para ahorrar combustible, mientras que las plantas que procesan carne pueden mejorar la generación y utilización de calor de procesos para reducir costos en combustibles y electricidad. El programa está alineado con el compromiso que el gobierno brasileño adoptó en la COP 21 en París, y su abordaje se podrá repetir para fomentar el desarrollo sostenible del país”, termina Lampreia.

Edelman Significa

Marina Lamardo – marina.lamardo@edelmansignifica.com | 11 3060-7767

Victor Roland – victor.roland@edelmansignifica.com | 11 3060 3370

Ana Paula Sartor – ana.silva@edelmansignifica.com | 11 3066-7786

Volver arriba